UN DÍA COMO GUÍA EN HISTORY TRAVELERS

IMG_20151031_154117[1]

En la madrugada de un sábado diez de octubre de 2015 desperté a las tres y media de la mañana, “uff vaya madrugón”, aún con los ojos algo cerrados mi cabello despeinado y mis piernas casi inmóviles entre al baño a darme una ducha con agua fría para quitarme el enorme sueño que tenia.

Amarre las agujetas de mis tenis para terminar de vestirme, llame un taxi el cuál no tardo ni cinco minutos en llegar. Luego Llegue a las oficinas de History Travelers y encuentro a mis compañeras July, Annis y Verónica que acababan de desayunar, con un apretón de manos saludo a mi profesora Paola Forero, quién me comenta que está un poco nerviosa por el tipo de actividad que se daria a cabo en el transcurso de ese día en la que ella como de costumbre seria nuestra líder.  Embarcamos las cosas que llevaríamos para nuestra aventura en la van de la empresa, nuestra directora encendió motores y fuimos a  la búsqueda de  Jhonatan otro participante de nuestro equipo. La casa donde vive Jhonatan está situada en una calle muy amplia donde se puede contemplar el cielo sin ningún tipo de obstáculo, no sé si eran más de las 4 y media de la mañana pero era posible ver la alineación planetaria que a partir de esa madrugada se daba inicio, para mí solo era posible distinguir la luna, obviamente, luego si no estoy mal, creo que a un lado aparecía Venus y Júpiter, no sé si el resto del equipo tendría conocimiento sobre el fenómeno natural que tendría lugar en ese momento en nuestro cielo guajiro, creo que solo yo lo sabía, ya que en ese momento teníamos otras prioridades.

Tomamos la carretera que comunica nuestra Riohacha con el sur de la Guajira hasta  Valledupar, mientras la profe como la llamamos debido a que  es quién nos da las clases de inglés en la universidad de la Guajira, nos hablaba, dándonos indicaciones sobre nuestras funciones en la labor que llevaríamos a cabo, nuestra dirigente explicaba sobre los tipos de clientes que íbamos a atender, nos enseñaba cuáles eran las tácticas para hacer todo lo posible por mantener satisfechos a todos los turistas que estarían bajo nuestro cuidado, repasábamos una y otra vez nuestro itinerario hasta  tener bien claro cuáles eran los pasos a seguir en nuestra operación. No puedo dejar a un lado la enorme cantidad de conocimiento que nos estaba ofreciendo nuestra instructora, en ese momento pese lo siguiente, como es el mundo, siendo ella del interior del país conoce  más de nuestra propia tierra que muchos guajiros, esto si es irónico. La profe Compartió con nosotros información sobre la mina  de carbón a cielo abierto más grande de Latinoamérica “el Cerrejón”, nos habló sobre los procesos legales que se llevaron a cabo en la década de los 70 para dar inicio a sus labores en el año de 1982, industria carbonífera que tuvo una producción de 35 millones de toneladas en el cierre del año 2014, logrando así la mayor producción de carbón mineral del país,  hizo referencia a la leyenda de Francisco el hombre quién es un juglar de nuestro folclor vallenato, de quien nos contó que era una persona que llevaba noticas de puerta en puerta por toda la región, se refirió también a la valentía que este hombre tuvo para enfrentarse, según cuenta la leyenda, al príncipe de las tinieblas, derrotándolo a través de las melodías que gracias a la agilidad de sus manos salían de su acordeón, nos comentó sobre las problemáticas que afrontan las distintas comunidades indígenas Wayuu  establecidas en el departamento, quienes mientras esperan por una solución viable a todas sus quejas y demandas están perdiendo a sus niños por culpa de la desnutrición. El tema del combustible de contrabando no pudo faltar en nuestra charla, componentes tales como cielo, suelo y gente del museo interactivo de la tierra Guajira tuvieron acogida en nuestras indicaciones, nuestra capital Riohacha y el Cabo de la Vela, uno de los lugares más visitados por las personas que llegan a conocer nuestra tierra, también tuvieron cabida en la conversación. 

Llegamos al corregimiento de Cuestecita, lugar donde si miras hacia la izquierda o a la derecha verás un puesto de gasolina de contrabando, en ese sitio por combustible tu auto no sufriría. Esta problemática desde hace muchos años, 17 para ser exactos, aqueja a la Guajira, por otra parte también afecta a departamentos como el Cesar. En la Guajira existen muchas personas que al no poder contar con un empleo dedican su vida a la práctica de esta actividad ilegal, en esta área del país se dice que 25.000 familias dependen directamente de este negocio, y aparte del contrabando de combustible las autoridades gubernamentales son afectadas por otra complicada situación en la que los niños indígenas prefieren irse a trabajar, vendiendo gasolina, y ganar dinero, en vez de entrar a una escuela y así buscar  un mejor desarrollo social es intelectual. Las mismas autoridades confirman que grupos criminales y guerrillas son participes de este negocio. Este ejercicio (por así llamarlo) tiene sus reglas, estos grupos subversivos al margen de la ley cobran los impuestos por cada camión que transporta el producto, les cobran vacunas a los traficantes, y quien no cancele la cuota fijada puede perder hasta la vida. El gobierno intenta, y de seguro se esfuerza por tratar de hacer un cambio sobre esta difícil situación,  creo que el gobierno aún está buscando la solución a esta actividad ilegal, actividad que aun en día sigue dejando personas fallecidas y un alto grado de peligrosidad al transitar por las rutas utilizadas para desplazarnos de un lugar a otro.  una vez con el tanque lleno nos dirigimos a Albania, lo primero que vi fue empleados de Cerrejón caminando por todas partes ya que la mina está a unos pocos minutos de este municipio, necesitábamos comprar hielo para tratar de que el agua para la hidratación de nuestros turistas tomara una temperatura adecuada para su consumo, pero era algo difícil, era muy temprano en la mañana y casi todo el comercio aún permanecía cerrado, en la pocas tiendas abiertas era imposible conseguir hielo, fuimos de un lado a otro buscando hasta que dimos con él, lo conseguimos en una casa que no tenía ni la más mínima apariencia de vender esa clase de producto, su apariencia daba a entender que era la casa de una familia con una muy buena situación económica, una señora de unos cuarenta y tantos años muy amable nos atendió y así mismo nos vendió la cantidad exacta que necesitábamos. 

Después de la travesía del hielo dentro de Albania nos dirigimos al aeropuerto Jorge Isaacs, un aeropuerto en nuestro departamento ubicado en la zona Norte de la localidad de Maicao, opera con vuelos domésticos con destino a Barranquilla, Bogotá y Puerto Bolívar, Que actualmente realiza vuelos chárter y privados. La profe mostró un carné al portero del aeropuerto y este nos dejó ingresar de inmediato. Parqueamos la van, sacamos la cava más grande que contenía en su interior el agua para la hidratación de nuestros visitantes, en el área de espera del aeropuerto nos esperaba Jhoan, quién también hace parte del grupo de trabajo de History Travelers, es alguien con mucha experiencia en el grupo en el tema de turismo, puesto que conoce muy bien nuestro departamento lo que le da la oportunidad de ejercer su trabajo en estas zonas del país. Todos nos saludamos con él, desayunamos un poco, y nos sacamos unas selfies para el recuerdo, conversamos un rato sobre el trabajo que íbamos a realizar, luego, dejamos a Annis, Jonathan y Jhoan en el aeropuerto quiénes recibirían y trasladarían a los turistas los cuales arribarían en sus propios aviones hasta el hotel Waya en tres buses contratados.

July, Verónica, nuestra líder y yo, llegamos al hotel Waya, con un día de anticipación ya habían llegado algunas familias pertenecientes al grupo de personas a quiénes acompañaríamos en su tour, nos acercamos a ellos, de manera muy cordial nos presentamos y les dimos la bienvenida a nuestro departamento, inmediatamente les comentamos los diferentes tipos de actividades que realizaríamos para que ellos pudieran pasar momentos agradables durante su estadía a nuestro lado.

Poco a poco y con un poco de retraso fueron aterrizando los aviones en el aeropuerto Jorge Isaacs, y luego las personas ingresaban a los buses asignados para su traslado hasta el hotel Waya; Allí eran recibidos con una gran sonrisa por parte del grupo de trabajo de History Travelers y los empleados del hotel.

Ya con sus habitaciones asignadas eran acompañados por nosotros hasta sus lugares de hospedajes donde les brindábamos información sobre el itinerario que se llevaría a cabo ese día.

El almuerzo estaba servido, era un bufete donde se podría encontrar distintos platos exquisitos preparados por el grupo de cocina del hotel, uno a uno y a medida que el resto de personas iban llegando el almuerzo se repartía entre cada uno de nuestros visitantes. Yo estuve presente en ese lugar y pude observar  como todos estaban  a gusto y conformes con el servicio prestado.

Después del almuerzo muchos de nuestros visitantes emprendieron un viaje hacia el Cerrejón, ya que esta en es una empresa que también tiene abierta sus puertas para el turismo. Las personas se trasladaron hasta las instalaciones para conocer las minas y adquirir conocimiento sobre el funcionamiento y las operaciones industriales que se rigen en el interior de la organización. Mientras esto acontecía yo estuve al cuidado de dos niños, dos hermanitos que venían de la capital de nuestro país, conversé un poco con ellos, me contaron anécdotas acerca de cómo pasaban sus ratos de tiempo libre, los juegos y actividades que realizaban para pasar un buen rato, me hablaron de la escuela a la cuál asistían y pude notar que esta posee un nivel de educación  alto, debido a la manera en la cual se expresaban y platicaban conmigo era posible notar el buen proceso académico.

Una vez iniciada la noche nos disponíamos a brindarles una actividad  conformada por una muestra cultural, el evento tuvo la participación de la profesora Paola Forero se dirigió al público explicándoles la labor que ella está realizando en la Guajira, habló de cómo su empresa busca el progreso de nuestra tierra a través del turismo comunitario, explicó las diferentes actividades que les brindará su museo interactivo una vez este abra sus puertas, y la manera cómo está buscando brindarle un poco de ayuda a las comunidades indígenas mediante el turismo.

Al finalizar dicha actividad el equipo de trabajo se mostró satisfecho con los resultados obtenidos, nuestra líder nos felicitó y muy agradecida con nosotros nos hizo saber que estaba muy feliz por el trabajo realizado, todo transcurrió de la mejor manera, he podido observar algo a través de mi experiencia y es que una cosa es estar en un aula de clases escuchando la teoría que los tutores nos brindan, y otra muy diferente es estar en el campo de trabajo confrontando los conocimientos adquiridos,  realmente fue una experiencia muy enriquecedora, ya que te das cuenta de lo importante que es nuestra tierra para aquellas personas que vienen de distintas partes de nuestro país y la manera en como miran nuestro departamento lleno de aires de prosperidad, de gente que quieren convertir a nuestra Guajira en un punto importante para el turismo y el país.

 

Oscar David Gamarra Pertuz

Alias: Gamarrin

Estudiante de cuarto semestre de la Universidad de la Guajira

Estudiante de Guianza Turística en el Sena

Guía turistico en la empresa History Travelers SAS 

Comments are closed.